¿Necesitas ayuda?

Crema corporal

Las cremas corporales son un magnífico recurso para mantener la salud de la piel. Desde cremas ligeras a fórmulas densas y ricas, las cremas corporales de hoy en día dan cobertura a todas las pieles. Trabajan distintas necesidades: hidratación, firmeza, flacidez corporal… Siempre de manera global o particular para dar una respuesta eficaz y específica para cada necesidad. La hidratación es fundamental para un correcto funcionamiento de nuestro organismo y nuestra piel. Las cremas hidratantes corporales actúan mejorando y restableciendo el nivel hídrico natural de la piel. Además, trabajan el envejecimiento de la piel, estimulando la regeneración de nuestra red de colágeno, reflejando una estilizada y firme silueta. El problema que con más frecuencia se presenta y preocupa en la piel con el paso del tiempo es la falta de definición y firmeza. Por suerte, hoy en día contamos con diferentes productos que ayudan a mejorar la textura y la densidad de la piel, devolviendo la definición a tu silueta. En Claudia di Paolo ponemos a su disposición los mejores consejos y una cuidada selección de cremas reafirmantes con las que conseguirá una piel sana, radiante ¡y envidiable!

Cremas corporales: un producto imprescindible para el cuidado de la piel

Las cremas corporales son un magnífico recurso para mantener la salud de nuestra piel. Elegir el producto adecuado y que más se adapte a cada tipo de la piel es muy importante para poder tratar la piel y alcanzar los objetivos. Las cremas corporales contienen ingredientes que penetran en la dermis para crear una barrera protectora contra factores externos como la contaminación, el clima, las toxinas y el propio envejecimiento. En general, se suelen usar después de la ducha para que las sustancias activas penetran en las capas superficiales del cuerpo, favoreciendo así la hidratación y regeneración de la dermis. Existen desde cremas ligeras hasta fórmulas densas y ricas para dar cobertura a todas las pieles, desde las más jóvenes a las más ajadas, secas y deshidratadas. Cremas que trabajan distintas necesidades, hidratación, firmeza, flaccidez y lo hacen de manera global o particular para dar una respuesta eficaz y específica. Ponemos a su disposición la gama más completa de las mejores cremas corporales para el cuidado de la piel.

Cómo encontrar la mejor crema corporal

Cabe destacar que la piel es el órgano más grande del organismo y tiene una función protectora muy importante: proteger nuestro cuerpo de las agresiones externas. Cuando nos duchamos y secamos la piel, también retiramos la grasa natural de la piel, llamada sebo, dejando la piel seca, tirante y más expuesta a las bacterias. Por eso, es necesario recurrir a una crema hidratante que devuelve la hidratación a la piel y forma una barrera protectora. Pero más allá de las cremas hidratantes, hay otros tipos de productos corporales que también cumplen con otras funciones. Anticelulíticas, reafirmantes, regeneradoras… Ya sea densa, ligera, con o sin color, es imprescindible encontrar la crema corporal adecuada para cada tipo de piel. Además, cabe destacar que las necesidades de la piel pueden cambiar a lo largo de la vida y dependen de muchas circunstancias. Por ejemplo, durante y después del embarazo, lo mejor sería recurrir a una crema reafirmante. En invierno, la mejor opción es apostar por una crema nutritiva e hidratante. Para dar con el producto adecuado, es necesario tener en cuenta todos los factores que pueden estar influyendo en su aspecto. Siempre hay que tener en cuenta el tipo de la piel para poder dar con el producto adecuado. Es importante saber si estamos ante una piel seca, sensible, normal, con tendencia grasa…

Tipos de cremas corporales

Hay diferentes cremas corporales por las que podemos apostar para conseguir una piel rejuvenecida, hidratada y radiante. Una buena crema corporal debe tener un alto poder hidratante y una absorción rápida, además de nutrir la piel. También tiene que adaptarse a las necesidades particulares porque no todas las pieles son iguales. Las cremas hidratantes sirven para retener la humedad, tienen un efecto suavizante y calmante. Las cremas para el cuello y escote han sido diseñadas específicamente para regenerar esas zonas y prevenir la flacidez. Las cremas reafirmantes y anticelulíticas son tratamientos de choque que combaten la grasa acumulada en muslos, caderas, cintura, glúteos y abdomen. Las cremas reductoras reducen la grasa y los líquidos en las zonas más rebeldes. Además, ayudan a drenar los líquidos retenidos.

Cuándo aplicar la crema corporal

Para que la piel pueda absorber mejor los nutrientes y la hidratación de los productos corporales, es recomendable aplicarlos justo después de salir de la ducha. Después de utilizar un gel de ducha, la piel tiende a estar más sensible y requiere de una mayor dosis de hidratación que le ayude a recuperar y estabilizar la humedad natural de la dermis. Algunas cremas, como las reafirmantes y para combatir la celulitis, deberían aplicarse dos veces al día: por la mañana y por la noche.

Crema hidratante corporal: qué puede hacer por su piel

La hidratación es fundamental para un correcto funcionamiento de nuestro organismo y nuestra piel. En general, se le presta más atención al rostro a la hora de hidratar, pero no tanto para el resto de cuerpo, el cual también requiere de un cuidado diario. Disponibles en gran diversidad de texturas; emulsiones, lociones, cremas, leches, las cremas hidratantes corporales actúan mejorando y restableciendo su nivel hídrico natural. En Claudia di Paolo, damos un paso más y ponemos su tu disposición una cuidada selección de productos que, una vez cumplido este objetivo principal, trabajan el envejecimiento de la piel, estimulando la regeneración de nuestra red de colágeno, reflejando una estilizada y firme silueta. Igual que hacemos con el rostro, deberíamos utilizar la crema hidratante corporal todos los días, después de la ducha. La hidratación evitará que la piel se deshidrate y aparezcan las antiestéticas escamas blancas, además de hacer que luzca mucho más suave y luminosa. Existen diversos tipos de cremas corporales y texturas para que podamos adecuar la hidratación a las necesidades de cada tipo de piel. Cabe destacar que con la edad el uso de este producto es cada vez más necesario, ya que en el cuerpo hay menos glándulas sebáceas que forman el manto hidrolipídico y son las encargadas de generar protección. Ponemos a su disposición la gama más completa de las mejores cremas hidratantes corporales para el cuidado de la piel.

Por qué necesitamos utilizar las cremas hidratantes corporales a diario

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y nos protege de los factores externos y de las bacterias. El uso diario de una crema hidratante corporal es un gesto de cuidado personal imprescindible para mantener una piel bonita y sana, así como para evitar su envejecimiento prematuro y prevenir irritaciones. ¿El resultado? Una piel bonita, tersa ¡y siempre hidratada! ¿Por qué la piel se deshidrata? Con el paso de los años, la función de su barrera protectora comienza a debilitarse y pierde cada vez más humedad, y su elasticidad disminuye. Una crema hidratante corporal puede llegar a prevenir ciertas molestias y lesiones cutáneas causadas por la sequedad y la falta de hidratación. Además, su función favorece la regeneración cutánea y ayuda a proteger el cuerpo ante factores externos que pueden dañar la barrera natural de la piel, como las temperaturas extremas. Cabe destacar que factores como una alimentación deficiente, la contaminación y un consumo insuficiente de agua también pueden perjudicar la piel de nuestro cuerpo. Para prevenir y evitar esta situación, deberíamos contar con una hidratante corporal. Son productos elaborados con la finalidad de nutrir, suavizar y recuperar la salud de tu piel. Además, reducen de manera considerable las manchas y enrojecimientos y disminuyen algunas imperfecciones, como grietas. A diferencia de los tratamientos de skincare y cremas faciales, estas lociones suelen tener una textura que facilita su aplicación. Se pueden utilizar en cualquier parte del cuerpo, a excepción del rostro.

Cómo elegir la mejor crema hidratante corporal

El hecho de utilizar una crema hidratante corporal a diario ayudará a que la piel luzca nutrida y preparada para hacer frente a las agresiones externas. En general, podríamos decir que hay dos momentos clave durante el día cuando la piel absorbe mejor la crema hidratante: después de la ducha, cuando necesita recuperar su hidratación, y por la noche, cuando necesita regenerarse. Hoy en día, existe una amplia gama de cremas hidratantes corporales que no solo cumplen la función principal, es decir la de hidratar la piel, sino que también proporcionan un extra de cuidado a la piel. Por ejemplo, hay cremas corporales que hidratan y tonifican la piel a la vez, que tienen una acción anticelulítica, que ayudan a disminuir la apariencia de las estrías, que reafirman la piel… Según el producto, los ingredientes pueden favorecer la regeneración celular, la elasticidad de la piel e incluso la producción de colágeno. Además, ayudan a recuperar la luminosidad y la tersura natural que caracteriza la piel sana. Siempre es necesario apostar por el producto adecuado según el tipo de piel. Las pieles más sensibles apostarán por soluciones que nutran a fondo y se absorban con rapidez. Las pieles secas también necesitan un tratamiento especial, con fórmulas muy nutritivas de rápida absorción.

Crema hidratante cuerpo: los mejores productos

En Claudia di Paolo encontrará muchas cremas corporales hidratantes, así que no tendrá ningún problema a la hora de encontrar el producto que mejor se adapte a su tipo de piel. Por ejemplo, la crema reafirmante y adelgazante de EviDenS de Beauté hidrata la piel y combate activamente la flacidez, atenuando el aspecto de piel de naranja y remodelando la silueta, además de ofrecer una experiencia sensorial única. También recomendaríamos la crema corporal anticelulítica de textura rica con propiedades que nutren la piel en profundidad, se funden con la piel en una perfecta sinergia proporcionándole un velo de confort y protección de larga duración. Tiene efecto anticelulítico regenerante y reparador.

Crema reafirmante: qué puede hacer por su piel

El problema que con más frecuencia se presenta y preocupa en la piel con el paso del tiempo es la falta de definición y firmeza. Para devolverle la firmeza a la piel y la imagen radiante de siempre, existen productos creados específicamente para ello, como lo son los reafirmantes corporales. Cremas que ayudan a mejorar de una manera global o productos para dar soluciones específicas a zonas concretas. Sus ingredientes activos ayudan a mejorar la firmeza de la piel. Además, logran dar la nutrición adecuada para que tu piel esté muy sana y vigorizada. La flacidez en la piel es algo muy común que se origina por el proceso del envejecimiento o cambio en el peso corporal, entre otras causas. Es muy importante utilizar productos que reparen y reafirmen tu piel, y le devuelvan la elasticidad natural. La crema reafirmante es un producto perfecto para reducir la celulitis y la flacidez corporal. Se entiende por celulitis la acumulación de tejido adiposo formando nódulos y hoyuelos que ocasionan el aspecto de “piel de naranja”, y se localiza en las caderas, los muslos, las nalgas y el abdomen. Se estima que afecta a entre el 85% y el 98% de las mujeres a partir de la adolescencia en mayor o menor grado. La predisposición genética y el sexo juegan un papel en el desarrollo de la celulitis. La vida sedentaria, las dietas ricas en grasas y carbohidratos, el estrés, el abuso del tabaco y el alcohol, entre otros, contribuyen a su agravamiento. Mientras tanto, cuando los tejidos se muestran blandos y se balancean con el movimiento, hablamos de la flacidez. Es algo muy común en mujeres inactivas y en aquellas que han perdido peso súbitamente. Ponemos a su disposición la gama más completa de las mejores cremas reafirmantes corporales para el cuidado de la piel.

Crema reafirmante cuerpo: el mejor producto para su piel

El principal problema de la flacidez es que la piel va perdiendo poco a poco proteínas determinantes para su firmeza, como el colágeno o la elastina. Por eso, las cremas reafirmantes corporales suelen contar con estos compuestos como el colágeno. Además, incluyen en su formulación otros activos que promueven la creación del colágeno de una forma natural. Para empezar, hay que saber que siempre debemos potenciar los efectos de las cremas reafirmantes para el cuerpo con una dieta adecuada y practicando deporte habitualmente. Algunos productos son capaces de fortalecer o alisar la piel, mientras que otros actúan sobre la acumulación de grasa. Es necesario identificar las necesidades de la piel para poder dar con el producto adecuado. También es imprescindible una correcta aplicación, en este caso este tipo de productos siempre se aplica con un masaje suave y regular para activar la microcirculación, descongestionar los tejidos y restablecer el flujo linfático. Además, cabe destacar que el masaje sirva para aumentar la temperatura cutánea, algo que mejora la penetración de los activos. De hecho, la clave para que los ingredientes y los activos de las cremas reafirmantes funcionen es el masaje. Siempre se debería realizar con movimientos ascendentes e insistiendo en las zonas más propensas a la flacidez, como el pecho, los brazos, la cara los muslos, las nalgas o el vientre. Por ejemplo, en las piernas las cremas deberían aplicarse desde la rodilla hacia el muslo, haciendo pequeños círculos, mientras que en los brazos deberían utilizarse con un masajea desde el codo hasta los hombros, insistiendo en la parte interna del brazo. Existen activos que son conocidos por su acción reafirmante, como la cafeína, las algas, el silicio o gingko biloba. Además, también ayudan a eliminar toxinas, a acelerar el metabolismo, ¡y a alisar la celulitis y a tonificar la piel! Para ver resultados, es importante ser constante y aplicarlas todos los días, incluso hasta dos veces al día, por la mañana y por la noche, cuando queremos hacer un tratamiento de choque. De hecho, para que las cremas reafirmantes funcionen de verdad, se deberían utilizar a diario, durante al menos 3 meses. Lo ideal sería incluirlas en tu rutina diaria y usarlas siempre, no solo en primavera o verano, épocas en las que normalmente nos preocupamos más por nuestro cuerpo.

Cómo elegir la mejor crema reafirmante corporal

Además del paso del tiempo, la piel puede mostrarse flácida por factores como cambios de peso repentino a lo largo de nuestra vida, por ejemplo, tras el parto. Por eso, las cremas reafirmantes para el cuerpo tienen una misión clara: tonificar la piel. Además, también hay cremas que se encargan de reafirmar zonas como el cuello y el escote, que se ven afectadas especialmente con el paso del tiempo. En Claudia di Paolo encontrará los mejores productos corporales reafirmantes. Por ejemplo, en este caso, recomendaríamos la crema para el abdomen de Rodial, un producto que ayuda a adelgazar y a tonificar visiblemente la zona abdominal aumentando el metabolismo para quemar grasa. También recomendaríamos la crema corporal de extreme de EviDenS de Beauté que sirve para tonificar, reducir y reafirmar la piel del cuerpo.

Te recomendamos

Las marcas más populares