¿Necesitas ayuda?

Cremas Tratamiento Facial

El uso de la crema es indispensable para el cuidado facial. Además de tratarla, su aplicación nos protege de las agresiones externas a las que nos exponemos diariamente, como la polución o el estrés medioambiental. Hoy en día, existe una amplia gama de posibilidades para una adaptación perfecta a cada tipo de necesidad concreta: luminosidad, manchas, hidratación, grasa… Durante la noche se activan nuestros mecanismos de autoregeneración y reparación. Mientras descansamos, nuestra piel, liberada del estrés, se concentra en la producción de colágeno y ácido hialurónico, bases indispensables para la elasticidad y juventud de la piel. Por este motivo, es tan importante utilizar productos específicos de noche para ayudar a la piel en este laborioso proceso. En Claudia di Paolo ponemos a su disposición los mejores consejos y una cuidada selección de cremas faciales con las que conseguirá una piel sana, radiante ¡y envidiable!

Filtros activos

Crema facial: el producto imprescindible en cualquier rutina de belleza

Las cremas faciales son un producto imprescindible para lucir una piel perfecta. A la hora de cuidar la piel, siempre hay que recurrir a un limpiador adecuado, pero no se debería infravalorar el poder de las cremas faciales. El uso de la crema es indispensable para el cuidado facial. Además de tratarla, su aplicación nos protege de las agresiones externas a las que nos exponemos diariamente, como la polución o el estrés medioambiental, entre otros. Hoy en día, existe una amplia gama de posibilidades para una adaptación perfecta a cada tipo de necesidad concreta: luminosidad, manchas, deshidratación, grasa, reparación nocturna. Además, hay diferentes texturas por las que se puede apostar: geles, ligeras, ricas... Las cremas deberían utilizarse a diario, tanto de día como de noche. Ponemos a su disposición la gama más completa de las mejores cremas faciales para el cuidado de la piel.

Para qué sirve la crema hidratante facial

La crema facial hidratante se encarga de aportar agua a la piel para proporcionar una mayor nutrición. Existen cremas hidratantes para el rostro y para el cuerpo. Hidratar la piel es un paso importante en cualquier rutina de belleza. Además de ayudar a mantenerla joven, sana, suave y lisa durante más tiempo, este producto de belleza también previene la aparición de arrugas, de irritaciones o de picores, sobre todo si estamos ante una piel sensible o muy seca. Hay que destacar que los factores ambientales como el clima o la polución también afectan negativamente a la hidratación. Por eso, es imprescindible contar con este producto en el neceser de belleza. Las cremas hidratantes faciales penetran en la piel y la hidratan en profundidad desde el interior, manteniéndola elástica y resplandeciente durante más tiempo. Ayudan en las funciones básicas de la barrera lipídica, ya que reponen sus niveles de humedad y la hacen más fuerte y resistente a los agentes externos y contaminantes. Mientras que las cremas hidratantes para pieles secas son ricas en aceites esenciales que aportan un extra de nutrición, las cremas hidratantes para pieles grasas y mixtas hidratan sin aportar nada de grasa, y las cremas hidratantes para pieles están elaboradas a partir de ingredientes y activos que hidratan y calman la piel.

Tipos de cremas faciales para lucir una piel perfecta

Más allá de la crema facial hidratante, también hay otras opciones por las que se puede apostar. Las cremas reafirmantes y antiedad, por ejemplo, tonifican, alisan y regeneran los tejidos de la dermis y epidermis. Las cremas exfoliantes limpian la piel y eliminan las células muertas, además de hidratar en profundidad. Las cremas antimanchas ayudan a disminuir las manchas y la hiperpigmentación de la piel, además de protegerla frente a los agentes solares. Las cremas hidratantes para la piel grasa le aportarán un extra de hidratación a la piel sin aportar nada de grasa. Algunas personas utilizan la crema corporal en la cara, mientras que no se trata de una práctica recomendable. Lo que es bueno para el cuerpo no siempre es bueno para la cara. De hecho, normalmente los productos corporales son mucho más densos y pueden obstruir poros y provocar brotes de acné e irritaciones en el rostro.

Cómo elegir la mejor crema para la cara mujer

Hoy en día, existen varios tipos de cremas hidratantes según el tipo de piel a la que vayan dirigidas. Grasas, secas, maduras, sensibles… Cada versión está elaborada a partir de una serie de ingredientes concretos que se encargarán de resolver problemas específicos de cada tipo de piel. Para elegir la crema facial perfecta, es imprescindible saber que no todas las pieles son iguales y es importante identificar el tipo de piel para escoger el producto adecuado que cuide la piel. La piel grasa genera una alta producción de sebo, pero sigue necesitando hidratación. En este caso, la crema adecuada tiene que ser ligera y no puede aportar nada de grasa. La piel seca suele producir una sensación de tirantez que alguna vez se puede transformar en picor o escozor. Necesita cremas nutritivas e hidratantes para equilibrar la piel. Para la piel seca o deshidratada, los productos que retengan el agua de la piel son perfectos. Aquí cabe destacar ingredientes como el ácido hialurónico, glicerina o urea, que sirven para este objetivo. La piel mixta también necesitará una crema específica para este tipo de piel, ya que tiene características de las dos anteriores. Es decir, existe una zona en la que se concentra más grasa y otra más seca. A la hora de elegir la crema facial adecuada, recomendaríamos la crema iluminadora de EviDenS de Beauté que hidrata, calma y protege la piel al instante, y ayuda a atenuar las manchas oscuras existentes, evitando la formación de nuevas manchas, para revelar una tez luminosa e impecable, de tono uniforme, con un resplandor juvenil y saludable. También recomendamos el Hyalogy P-effect Reliance de Forlle’d que ofrece una rápida recuperación de la piel mejorando su textura y proporcionando una hidratación profunda e inmediata.

Te recomendamos

Las marcas más populares