¿Necesitas ayuda?

Cosmética Facial

El concepto de cosmética facial comprende todos los productos y tratamientos necesarios para mejorar el cuidado de la piel de nuestro rostro. Mascarillas, cremas hidratantes, productos que regeneran la piel… Todos tienen como objetivo mejorar la apariencia y la salud del rostro. Fórmulas que no solo protegen, sino que también cuidan y perfeccionan la piel. En Claudia di Paolo ponemos a su disposición los mejores consejos y una cuidada selección de productos faciales con los que conseguirá una piel sana, radiante ¡y envidiable!

Cosmética facial: todo lo que necesita para lucir una piel perfecta

La cosmética facial es un grupo de productos cosméticos que tienen como objetivo mejorar la apariencia y la salud del rostro. Para lucir una piel perfecta, es imprescindible apostar por productos específicos según las necesidades de cada tipo de piel. La piel también es un órgano, en concreto, el más grande de tu cuerpo ¡y es para toda la vida! Es el único que está en contacto directo con el exterior continuamente. Nos protege del ambiente externo, del aire, de los cambios climatológicos… Sirve de escudo protector frente a las radiaciones ultravioleta, ya que secreta melanina en la epidermis que los filtra y evita que dañen el ADN de tus células. Su cuidado va más allá del tema estético: una piel suave y luminosa es sinónimo de una buena salud. También tiene un papel fundamental a nivel psicológico. Es un indicador de salud visible, de modo que su apariencia puede afectar nuestra autoestima. Cada persona apostará por diferentes productos, dependiendo del estado de la piel y de la edad. Por ejemplo, a los 20 años, la preocupación principal de las mujeres suele ser el acné y las imperfecciones. A los 30 se empiezan ver las primeras arrugas y líneas de expresión, ya que la piel va perdiendo la capacidad para formar colágeno. Con los 40 años, las líneas de expresión y las arrugas se atenúan, mientras que con los 50 años la piel pierde elasticidad y los signos de la edad son visibles. A los 60 años, los tratamientos y los cuidados de la piel tienen que intensificarse aún más. Para retomar el aspecto luminoso, radiante y sano de la piel del rostro, es necesario dedicar un poco de tu tiempo para darle el cuidado que se merece. Ponemos a su disposición la gama más completa de los mejores productos para el cuidado de la piel.

Cosmética facial: los productos de cuidado que necesita su piel

Una rutina facial adecuada siempre empieza con la limpieza. Es el gesto más importante de cualquier rutina, ya que, si la piel no está limpia, no se verá radiante y saludable. Es muy importante retirar a diario los restos de sebo, suciedad, polución, productos aplicados y los propios productos de deshecho de la piel. Para unificar el tono de la piel y mantener los poros limpios, es imprescindible apostar por un exfoliante. Es un producto que no solo unifica la textura de la piel, sino que también sirve para dejarla suave y radiante. Las mascarillas, en cambio, tienen la capacidad de restablecer y equilibrar la piel de inmediato. Las hay de diferentes tipos: hidratantes, para pieles grasas, iluminadoras… Siempre es necesario recurrir al producto que mejor se adapte a las necesidades de la piel. Los sérums incorporan en sus fórmulas la mayor concentración de principios activos, mientras que las cremas hidratantes, como su propio nombre indica, hidratan en profundidad y protegen la piel de las agresiones externas. Además, es importante contar con un producto específico para el contorno de ojos y labios, ya que el pH de la zona es muy diferente a la del resto del cuerpo.

En qué orden se debería aplicar los productos de la cosmética facial

No solo es importante escoger los productos adecuados, sino que también hay que saber en qué orden aplicaros. En general, se debería aplicar los cosméticos en orden de menor a mayor densidad en lo que a sus texturas se refiera. Si primero aplicamos una crema facial muy densa, hará barrera y otro producto más ligero llegará a penetrar en la piel. Una rutina básica empieza por una limpieza profunda con un limpiador adecuado (como, por ejemplo, la Mousse Limpiadora Sakura de EviDenS de Beauté que libera la piel de todas las impurezas al instante), sigue con un tónico o una loción facial (por ejemplo, la loción hidratante de EviDens de Beauté que contiene agua de manantial de la Foux y ayuda a completar el proceso de desmaquillaje mientras que calma, hidrata e ilumina la piel). A continuación, se debería aplicar un sérum (como el Hyalogy BW sérum de Forlle’d, que previene la aparición de manchas y trabaja intensamente sobre la reducción de las mismas) y un contorno de ojos y labios (como el sérum de contorno de ojos de EviDenS de Beauté que rehidrata la delicada piel del contorno de los ojos, alisa arrugas y líneas de expresión, atenúa las ojeras y los signos de fatiga). Después, es recomendable recurrir a una crema de tratamiento facial (como el gel Hyalogy P-effect Reliance de Forlle’d que contiene ácido hialurónico de bajo peso molecular, ofrece una rápida recuperación de la piel, mejorando su textura y proporcionando una hidratación profunda e inmediata). Hay que tener en cuenta que otros productos, como las mascarillas faciales y los exfoliantes no son productos de uso diario. Por ejemplo, las mascarillas faciales (como la mascarilla en espuma de EviDenS de Beauté que estimula la microcirculación cutánea y rehidrata la piel) se suelen aplicar una o dos veces por semana. Lo mismo ocurre con los exfoliantes (como el gel peeling de EviDenS de Beauté que elimina suavemente células muertas, partículas contaminantes y otras impurezas de la superficie de la piel, dejándola fresca y sedosa). Se deberían utilizar con menos frecuencia, dependiendo del tipo y del estado de la piel.

Cómo elegir los mejores productos de la cosmética facial

Un buen cuidado de la piel y un estilo de vida saludable ayudan a retrasar el envejecimiento natural y previenen diversos problemas de la piel. Tan importante es aplicar los productos cosméticos a diario, como dar con la fórmula más adecuada según el tipo de la piel. Normal, seca, grasa y mixta siguen siendo los cuatro tipos de piel que se tiene en cuenta a la hora de realizar un diagnóstico con el objetivo de encontrar el mejor tratamiento facial. En Claudia di Paolo podrá encontrar todo lo que necesita para cuidar su piel y conseguir que ésta siempre luzca sana, radiante y llena de vitalidad.

Te recomendamos

Las marcas más populares