¿Necesitas ayuda?

Acondicionadores

Como su nombre bien indica, el objetivo de los acondicionadores capilares es acondicionar y aportar suavidad, además de proteger el cabello de los factores externos al que se ve expuesto. Hidratan en profundidad, suavizan, previenen la rotura, ayudan a evitar que las puntas se abran y mejoran la manejabilidad del cabello de forma inmediata y sin esperas, colmándolo de brillo y flexibilidad. En Claudia di Paolo ponemos a su disposición una cuidada selección de acondicionadores con los que conseguirá una melena sana, fuerte ¡y envidiable!

Acondicionadores: el producto imprescindible para que el cabello luzca suave y bonito

Para lucir un cabello sano y bonito, es imprescindible utilizar un champú adecuado que cuide el cuero cabelludo según sus necesidades particulares. Pero, para que el pelo radiante y lleno de vitalidad, el tratamiento de cuidado tiene que complementarse con otros productos capilares como los acondicionadores. Ponemos a su disposición la gama más completa de los mejores acondicionadores capilares, aptos para cualquier tipo del cabello y el cuero cabelludo.

Para qué sirve el acondicionador capilar

Los primeros acondicionadores nacieron en la Exposición Universal de París en 1900, bajo el nombre de brillantina. Se trataba de un producto creado por el perfumista francés Ed Pinaud y destinado para hombres: servía para suavizar el cabello, el bigote y la barba. Hoy en día, todas tenemos al menos uno en el baño y podemos disfrutar de todos sus beneficios. Como su propio nombre indica, los acondicionadores para el pelo acondicionan y aportan suavidad al tiempo que protección contra los factores externos. Mejoran la manejabilidad del cabello de forma inmediata y sin esperas, aportándole un extra de brillo y flexibilidad. Protegen al cabello contra la radiación solar y otros contaminantes atmosféricos. Funcionan a corto, medio y largo plazo. Los beneficios de los acondicionadores para el cabello son múltiples y merece la pena incluirlos en la rutina de belleza habitual. Si incorporamos este producto en nuestra rutina capilar, la punta no se debilitará a la hora de desenredar el cabello, el pelo brillará más, será más suave y mucho menos encrespado. Además, este producto fortalece las puntas, reduce la grasa y lo protege del calor. Sea cual sea la textura de su cabello, los acondicionadores se deben utilizar siempre al final del lavado y antes de aplicar la mascarilla capilar en el caso de aplicarla. En definitiva, podemos generalizar que estos productos tienen por finalidad dejar el cabello suave, hidratado y con un extra de brillo. Tienen propiedades desenredantes y suavizantes, que ayudan al pelo a recuperar su brillo natural. Además, actúan también a nivel más profundo, protegiendo la fibra capilar desde el interior y fortaleciendo el cabello frente a las agresiones externas, por lo que merece la pena incluirlos en la rutina de belleza.

Cómo aplicar el acondicionador de forma correcta

Hoy en día, existen diferentes champús para distintos tipos del cuero cabelludo y también diferentes acondicionadores capilares para cada tipo de cabello. Cabe destacar que la frecuencia de uso del acondicionador debe ser la misma que la del champú y eso implica usarlo cada vez que nos lavamos el cabello. Eso sí, este producto no se debe aplicar en la raíz del cabello, siempre de medios a puntas, a no ser que la etiqueta del producto indique lo contrario. Se recomienda aplicarlo primero en las puntas y luego extenderlo hacia arriba con un ligero masaje para que todos los nutrientes penetren bien en el cabello. La cantidad adecuada suele ser el tamaño de una nuez.

Cómo elegir el mejor acondicionador para el pelo

El acondicionador también debería adaptarse a las necesidades del cabello. Por ejemplo, las mujeres con el pelo seco y dañado deberían apostar por un acondicionador que hidrate y nutre el pelo desde el interior y repare el daño. Los cabellos grasos deberían optar por un champú específico para las raíces grasas y después aplicar el acondicionar que mejor se adapte al resto de la melena. Las mujeres con el pelo rizado y/o encrespado, deberían recurrir a productos hidratantes que suavicen la melena. El acondicionador es un producto perfecto para cabellos deshidratados o dañados. Además, también es efectivo para combatir el encrespamiento y suavizar el pelo. Se debe utilizar de manera frecuente para devolverle la salud al cabello. De su uso depende, en gran medida, el brillo y la suavidad de la melena (un efecto que se puede potenciar aclarando el cabello con agua tibia y no fría).

Los acondicionadores capilares recomendados

Los acondicionadores de Claudia di Paolo están formulados con los mejores ingredientes, que garantizan unos excelentes resultados ya a medio plazo. Eso sí, siempre hay que escoger el acondicionador capilar que mejor se adapte al tipo de pelo y cuero cabelludo. En el caso de los mejores acondicionadores para el cabello dañado, nuestra recomendación sería el acondicionador intensivo de SACHAJUAN. Este producto repara, nutre y trata el cabello dañado, poroso, seco o expuesto al sol. Otra recomendación sería el acondicionador reestructurante de Shu Uemura para el cabello dañado. Este producto para pelo seco reabastece la fibra capilar infundiendo aceite de argán nutritivo y vitamina E de medios a puntas.

¿Se puede lavar el pelo solo con acondicionador?

La técnica co-washing se ha hecho muy popular entre las mujeres con el cabello rizado. Consiste en sustituir el champú por acondicionador y se recomienda realizar una vez a la semana. El objetivo no es eliminar la suciedad como en un lavado normal sino en añadir vitalidad y suavidad el cabello. Este método surgió hace unos años a partir de un libro publicado por Lorraine Massey, ‘Curly Girl’ en el que la estilista explica su método para lavar las melenas rizadas: prescinde del champú y emplea solo acondicionador para mantener sus rizos hidratados. Mientras que el uso del acondicionador es recomendable después del lavado en todos los tipos del cabello, el co-washing solo es recomendable solo para los cabellos rizados, gruesos y cabellos muy secos. Es una opción apta solo para las personas que no tienen el cabello graso, ya que puede ensuciarlo y apelmazarlo. Si igualmente quiere experimentar la sensación del co-wash, le recomendamos que preste mucha atención al tipo de acondicionador que está utilizando para escoger el que mejor se adapte a su cabello.

Te recomendamos

Las marcas más populares